Bizcocho de yogur griego

Acompañar cualquier plato o comer un dulce a media tarde nos alegra cualquier día monótono y el bizcocho de yogur griego es una maravillosa variable de este postre tradicional. La característica principal del bizcocho de yogur griego, es que tiene un acabado jugoso y tierno, mejorando el gusto de este dulce y haciéndolo mucho más adecuado para decorar y ser presentado como pastel de cumpleaños u apetitivo de alguna festividad.

Ingredientes

Cuando se tiene la ocasión de contar con un poco de este yogur en el refri una de las mejores maneras de aprovecharlos es en un delicioso bizcocho de yogur griego. Además necesitas:

  • 4 huevos
  • 375gr de yogur griego azucarado
  • 100gr de azúcar
  • 40gr de maicena
  • 1cda de levadura
  • Ralladura de limón
  • Mantequilla para el molde

Preparación del Bizcocho de yogur griego

Al contar con todos los elementos en sus medidas exactas, prosigue a realizar estos pasos:

  1. Lo primero será separa las claras de las yemas y ubicarlas en un bol, donde las claras deben de quedar absolutamente limpias para poder montarse al batirlas. Se dejarán en la batidora hasta que se pongan blancas y duras.
  2. En el bol de las yemas se debe de agregar la azúcar y batir hasta que doble su volumen y tenga una tonalidad blanquecina.
  3. Agregar la ralladura de limón y batir un poco para que se introduzca a la mezcla.
  4. Agregar el yogurt griego y batir la mezcla con la batidora para integrar sus componentes. Seguidamente se agrega la maicena y levadura sin dejar de batir.
  5. Agregar las claras de huevo batidas a la mezcla principal y mezclar con una espátula o paleta con movimientos envolventes, asegurando el volumen del bizcocho.
  6. Se procede a engrasar el molde con mantequilla (se recomienda utilizar un molde desmontable) y se coloca la mezcla completa con ayuda de la paleta.
  7. Se debe de colocar en el horno precalentado a 170° y configurar para que caliente desde abajo. Así se horneará con un tiempo de cocción de 40 a 45 minutos. El bizcocho se verá dorado y al introducir un palillo este debe de salir absolutamente limpio.

“No hay amor más sincero que el amor por la comida” George Bernard Shaw.

Deja un comentario