Bizcocho de yogur de fresa

El bizcocho de yogur de fresa es un postre delicioso que aprovecha los yogures griegos ya preparados para introducirlos en su receta y acortar el proceso de preparación que tendría una variable con fresas naturales. Por lo tanto, es un ingrediente que puedes adquirir en tu mercado cercano a bajo precio y darle una sorpresa a quien más quieres con este esponjoso y jugoso bizcocho con sabor a fresa que puedes compartir en un desayuno o durante la hora del café.

Ingredientes

Además de tu indispensable yogur de fresa necesitarás estos ingredientes y medidas para el bizcocho de yogur de fresa:

  • 2 yogures de fresa (griegos)
  • 3 unidades de huevo
  • 250 gr de harina de leudante
  • 250 gr de azúcar
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 sobre de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal

Preparación del Bizcocho de yogur de fresa

Consta de pasos sencillo, inicia tu bizcocho de este modo:

  1. Toma un bol amplio y casca los huevos en él, batiéndolos un poco con una varilla o batidor tipo gota. Ahora añade el azúcar y mezcla con precisión hasta lograr una mezcla espumosa.
  2. Ahora, agrega los 2 yogures de fresa y mantequilla, haciendo los mismos movimientos para integrar todo. En esta parte es importante resaltar que la mantequilla debe de estar a temperatura ambiente.
  3. Toma la harina, la levadura, la cucharadita de bicarbonato y tamízalas junto a la pizca de sal para evitar cualquier irregularidad que luego pueda colarse en el bizcocho.
  4. Añade esta mezcla seca y fina a la mezcla principal, batiéndolo todo muy bien hasta que no queden grumos y tengamos una mezcla perfecta.
  5. Engrasa el molde con mantequilla y luego esparce harina por todo su fondo y laterales, otra alternativa es cubrir por completo con papel encerado. Ambas alternativas cumplirán con el objetivo de que el bizcocho de yogur de fresa pueda desmoldarse por completo.
  6. Vierte la mezcla en el molde e introdúcelo en el horno precalentado a 180° Celsius con calor arriba y abajo. Tomará aproximadamente 20 o 35 minutos (depende del horno, prueba después de los primeros 20 minutos cuando se note esponjado).

“La risa es como el postre, para ella siempre hay un hueco” –Élica.

Deja un comentario